Te esperamos en casa

La campaña “Te esperamos en casa” tiene como enfoque la relación entre vivienda y salud.  Dirigida a niñas y niños que están en tratamiento contra el cáncer, plantea la recaudación de fondos para la adecuación y mejora de sus viviendas para facilitar su recuperación y disminuir los riesgos de enfermedades asociadas cuando retornan a casa luego de realizar los tratamientos.

 

La campaña busca atender las necesidades habitacionales de 30 niñas y niños en las ciudades de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. La meta para la primera etapa, hasta junio de 2017, es atender seis casos (dos por ciudad), involucrando el aporte de empresas, organizaciones y voluntarios. En esta acción, se trabaja en conjunto con organizaciones oncológicas para identificar los casos prioritarios y realizar la evaluación técnica y social.

 

Casos en Cochabamba

 

Alaín Corani (5 años)

Alaín, sus dos hermanos y su mamá migraron de la comunidad de Sacaca (Potosí) a Cochabamba hace ocho meses, cuando al niño le detectaron un tumor maligno próximo a su cadera. Guadalupe pensó que el viaje sería temporal, pero la quimioterapia y curaciones que le tienen que hacer a Alaín han cambiado todo el proyecto de vida de la familia y Guadalupe ha perdido el trabajo que tenía en su comunidad.

La casa donde viven está ubicada en Villa Ánimas, lejos del centro donde atienden a Alaín y sin acceso a transporte público. El terreno y la vivienda pertenecen a la mamá de Guadalupe. No tiene baño ni ventanas. El piso de tierra tiene efectos adversos contra su salud, por lo que usualmente pasa las tardes en una casa vecina que tiene piso de cemento, donde puede jugar sin riesgos con sus hermanos y otros niños. A insistencia suya, ha empezado a asistir a la escuela desde febrero de este año con el entusiasmo por aprender e interactuar con otros niños.

Alaín, his two brothers and his mother migrated from the community of Sacaca (Potosí) to Cochabamba eight months ago, when the child was detected a malignant tumor near his hip. Guadalupe thought that the trip was temporal but the chemotherapy and the treatment that have to be done to Alain has changed the whole project life of his family and Guadalupe has lost the job that she had in her community.

The house where they live is located in Villa Animas, far from the downtown where the doctors attended Alain and in this part of the city they don’t have access to public transport. The land and the house belong to the mother of Guadalupe. It has no bathroom or windows. The ground floor has adverse effects on his health, so he usually spends afternoons in a neighboring house that has cement floors, where he can play safely with his siblings and other children. At his insistence, he has started attending school since February of this year with the enthusiasm to learn and interact with other children.

 

Franco Meneces (5 años)

Franco fue diagnosticado con un cuadro de leucemia en 2014; desde entonces, su mamá intenta equilibrar su tiempo entre trabajar vendiendo quesillos para poder pagar una parte del tratamiento y acompañar a su hijo en el hospital. Luego de cada sesión de tratamiento, Franco corre el riesgo de contraer infecciones asociadas debido a las condiciones precarias de la vivienda que comparte con 10 personas de su familia.

El lugar donde vive no tiene servicio de alcantarillado y el baño es un pozo séptico. Los pisos son de tierra, su abuela cocina en unas pequeñas hornillas dispuestas en el patio, lugar en el que habitan también vacas, pavos y otros animales que son el sustento de la familia. Las condiciones en las que vive Franco lo exponen a contraer enfermedades infecciosas muy peligrosas en medio del tratamiento en el que está. A pesar de ello, Franco y Nancy ponen todo su esfuerzo en vencer a la enfermedad.

Franco was diagnosed with leukemia in 2014 since then his mother tries to balance her time working on selling cheese to be able to pay part of the treatment and accompany her child in the hospital. After each treatment session, Franco runs the risk of developing associated infections due to the precarious conditions of housing he shares with 10 members of his family.

The place where he lives hasn’t sewer service and the bathroom is a septic tank. The floors are of earth, his grandmother cooks in small burners arranged in the patio, where they live also cows, turkeys and others animals that are the sustenance of the family. The conditions under which Franco lives it exposes him to contracting very dangerous infectious diseases in the middle of his treatment. In spite of this, Franco and Nancy put all effort in conquer the disease.

 

 

Casos en Santa Cruz

 

Maisha Velásquez (7 años)

Desde sus tres años, Maisha presentó problemas de salud relacionados con la digestión. A pesar de que Carol, su madre, la llevó a múltiples consultas en el Hospital del Niño y el Hospital de la Villa, no le dieron un diagnóstico preciso sino hasta el año 2016 cuando informaron que

Maisha tenía leucemia linfoblástica aguda. Desde ese entonces, Maisha ha sido sometida a sesiones de quimioterapia a las que ha respondido favorablemente y que dan una esperanza de recuperación. A pesar de las dificultades económicas, tanto Maisha como su madre, hermana y abuela están comprometidas con el tratamiento.

Maisha, su madre y su hermana viven en un cuarto cedido por su abuelita en el Barrio San José, Cumavi y 8vo anillo. El dormitorio que acoge a las tres cumple también la función de cocina. Por ello, el dormitorio está abarrotado de las pertenencias de la familia y los enseres domésticos, obstaculizando aún más la movilidad de Maisha quien camina con dificultad debido a que ha perdido fuerza en sus piernas a causa de la enfermedad.

From the age of three Maisha presented health problems related to digestion. Although Carol, her mother, took her to multiple consultations at the Hospital del NIño and Hospital de la Villa, they did not give a precise diagnosis until 2016 when they reported that Maisha had lymphoblastic leukemia acute.

Since then, Maisha has been subjected to chemotherapy sessions to which responded favourably and that give hope to recovery. Despite the economic difficulties, Maisha, her mom, sister and grandmother are committed with the treatment.

Maisha, her mom and sister live in a room donated by her grandmother in the neighbourhood named San Jose, Cumavi and Octavo anillo. The bedroom accommodated to all three fulfils the kitchen function too. By in this way, the bedroom is crowded with family belongings and household goods, hampering mobility of Maisha who walks with difficulty because she has lost strength in her legs because of illness.

 

¡Cada aporte suma!

 

¿CREES QUE TODOS MERECEMOS UNA VIVIENDA ADECUADA Y SALUDABLE? ¡ACTÚA!