Blog

A partir de la firma del convenio entre Hábitat para la Humanidad Bolivia y BancoSol, el compromiso de aportar a la estabilidad de familias emprendedoras a través del mejoramiento o ampliación de sus viviendas comenzó sus acciones en el distrito 9 de la ciudad de Cochabamba, lugar seleccionado como piloto del proyecto de vivienda productiva que prevé ampliarse. En este marco, se comenzó a socializar el proyecto en las OTBs y juntas vecinales, alcanzando hasta ahora las zonas de Alfa y Omega, Villa Israel, Pampa San Miguel, Bolívar y San Silvestre, donde se logró conversar con más de 500 vecinos y vecinas que tuviesen un pequeño negocio o emprendimiento funcionando en sus viviendas.

 

Además. HPHB participó en una reunión de las dirigencias del distrito, informando a más de 200 dirigentes para coordinar las visitas en sus barrios, ampliando las posibilidades de acceso a una mejor vivienda y a los componentes de desarrollo comunitario y asesoramiento constructivo que se plantean desde la organización.

 

La atención a las familias interesadas del distrito 9 se realizará en la sucursal de BancoSol de la avenida Panamericana. Allí se les ofrecerá información y asistencia sobre los requisitos para acceder al mejoramiento de su vivienda por medio de un crédito, además de comprometer las acciones de desarrollo comunitario trabajadas desde el enfoque social de la organización. Al respecto, la responsable de desarrollo comunitario Deysi Oropeza afirmó que el proyecto “permitirá que las familias accedan a una vivienda adecuada y desarrollen capacidades sobre uso y mantenimiento de la vivienda. También se fortalecerá el liderazgo y la organización comunitaria de familias emprendedoras que se dedican a diversos oficios como la artesanía, mecánica y confección, entre otros”.

 

En el marco de la campaña “Te esperamos en casa”, que busca mejorar la condición de vivienda de niños y niñas con cáncer, Hábitat para la Humanidad Bolivia realizó la entrega de la primera vivienda refaccionada en Santa Cruz para la familia de Juan Luis Vargas (5 años),  este viernes a las 10:00. Desde el mes de noviembre, gracias al aporte de la ciudadanía, empresas como Itacamba y Monopol, así como la brigada de voluntarios que llegó desde Canadá, se realizó el mejoramiento de la vivienda, con la refacción de las habitaciones de la familia, y la construcción de una cocina y un baño que faciliten las condiciones asépticas para beneficio de toda la familia y, sobre todo, para que Juan Luis no contraiga enfermedades asociadas a las condiciones de vivienda durante su tratamiento.

 

 

“Me siento muy feliz, ahora tengo una vivienda digna. Mis hijos siempre me decían: “mamá, ¿cuándo será que vamos a tener una cocina, cuándo tendremos baños como los vecinos? Eso me ponía triste porque para mí eso era imposible”, expresó Lucía Juaniquina cuando las obras de su vivienda estaban en los últimos detalles.

 

Más allá de la vivienda física, luego de la entrega se continuará con el proceso de desarrollo comunitario para reforzar los buenos hábitos respecto a temáticas de vivienda y salud, mantenimiento de la vivienda y educación financiera. Para ello, se trabajará con toda la familia durante varios meses, realizando los talleres, el seguimiento y el apoyo respectivo. Lo importante para Hábitat Bolivia es entregar no solo una vivienda sino también fuerza, estabilidad y autosuficiencia en trabajo conjunto con las familias.

 

La historia de Juan Luis

Juan Luis vive con su mamá y sus cuatro hermanos, en el Barrio el Quior, zona del mercado Los Tajibos. Sus dos hermanos mayores (de 24 y 17 años) son quienes mantienen el hogar con trabajos ocasionales en el mercado, ya que desde que al niño le diagnosticaron un tumor cerebral, Lucía Juaniquina, su mamá, ha dedicado todo su tiempo a la recuperación de Juan Luis.

 

Juan comenzó su tratamiento hace un año y ocho meses; desde ese entonces, ha sido intervenido quirúrgicamente en múltiples ocasiones.  La vivienda donde vivía consistía de dos habitaciones en obra gruesa; la primera habitada por él y su mamá, mientras que en la otra se acomodaban sus cuatro hermanos (24, 17, 12 y 9 años). El baño no tenía condiciones adecuadas, además que la cocina era al aire libre. Todo esto afectaba a su salud, ya que era muy difícil mantener la limpieza.

 

 La próxima vivienda a mejorar

En los próximos días se iniciará el mejoramiento de la vivienda de Maisha Velásquez, niña de siete años que afronta el tratamiento contra una leucemia linfoblástica aguda. Maisha, su madre y su hermana viven en un cuarto cedido por su abuelita en el Barrio San José, Cumavi y 8vo anillo. El dormitorio que acoge a las tres cumple también la función de cocina, escritorio y sala de estudio. Por ello, el dormitorio está abarrotado de las pertenencias de la familia y los enseres domésticos, dificultando aún más la movilidad de Maisha quien camina con dificultad debido a que ha perdido la fuerza en sus piernas a causa de la enfermedad.

 

Carol Arteaga, la mamá de Maisha, así como la abuela y la hermana están comprometidas en la recuperación de Maisha; realizan grandes esfuerzos para poder solventar el tratamiento y dar a Maisha las mejores condiciones físicas, médicas y emocionales.

 

 

Las viviendas ya entregadas

En la ciudad de Cochabamba se entregaron tres viviendas mejoradas para las familias de Alaín Corani – cinco años (+), Franco Meneces – seis años y Valeria Miranda – doce años.

 

¿Cómo puedes ser parte?

 

La mayoría de las personas conoce la frase de Mahatma Gandhi: “Sé el cambio que deseas ver en el mundo”, pero no saben cómo serlo. Una de las mejores maneras de lograrlo es siendo voluntario al brindar tiempo, dinero y esfuerzo en ayudar a los demás sin esperar ningún beneficio económico. Aunque ese sea el significado común, el voluntariado comprende muchos otros elementos.


Según datos oficiales de la Organización de Naciones Unidas (ONU), cada día miles de personas se ofrecen como voluntarios para contribuir a la paz y el desarrollo sostenible permitiendo a las personas y comunidades participar en su propio crecimiento. Gracias al voluntariado, los ciudadanos construyen su propia resiliencia, amplían su conocimiento básico y adquieren un sentido de la responsabilidad para sus propias comunidades.


En Bolivia, una de las ONGs que atrae más voluntarios es Hábitat para la Humanidad Bolivia (HPHB). Tan solo en este año, la presencia de 170 voluntarias y voluntarios permitió mejorar las viviendas de las niñas y niños que enfrentan el cáncer en la campaña Te Esperamos en Casa; los mejoramientos de vivienda en el proyecto PMAR destinado a familias con discapacidad; así como el aporte profesional y técnico de pasantes de diversas áreas que aportaron su hacer y saber en cada una de las acciones emprendidas.


En este semestre HPHB también recibió manos colectivas, en brigadas internacionales como la del programa de Global Village que refaccionó la vivienda de Juan Luis en Santa Cruz; y las brigadas de World Challenge que dedicaron días y esfuerzos en el proyecto PMAR. Imposible olvidar el compromiso de las brigadas corporativas locales, como BancoSol y Wasinchej, que han entendido el sentido comunitario y corresponsable de construir, junto a nuestra institución, algo más que viviendas: construir fuerza, estabilidad y autosostenibilidad para las familias.

Nuestro trabajo tuvo muchas manos apoyando en la construcción, en la comunicación y desarrollo comunitario, y un ambiente acogedor lleno de color gracias a la imaginación de nuestros artistas urbanos como Zorro8, Marco LaRocca, Solange Germaine, Knorke Leaf, Khespi Pacha, Natalia y Paola. Todos, desde nuestra área, hemos aportado a que cada familia, que juega un papel en la construcción de una mejor comunidad, tenga una mejor vida.

 

A partir de una iniciativa de estudiantes de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” para contribuir a la campaña “Te esperamos en casa” de Hábitat para la Humanidad Bolivia (HPHB) se decidió que ambas instituciones trabajen en conjunto con la campaña “Construyamos sueños”. Ésta consiste en charlas de sensibilización y recaudación de fondos en colegios de la ciudad de Cochabamba.

Se obtuvo una respuesta positiva de los colegios Calvert y La Salle en los cuales se realizaron charlas a los cursos de último grado. Los alumnos mostraron un amplio interés al informarse sobre los casos que atiende la campaña de HPHB. Al entender la realidad por la que pasan muchas familias, muchos de ellos anotaron sus datos en listas para ser voluntarios durante la construcción.

“Yo no sabía que hay niños que viven en condiciones tan pobres. Quiero ayudar con lo que pueda y sé que esto también ayuda en mi currículum”, dice uno de los estudiantes de la promoción del colegio La Salle.

Por su parte, la directiva del Colegio Calvert mostró un gran interés por la causa y existe la posibilidad de que durante los próximos meses se realice un convenio con el colegio. La institución desea involucrarse en el ámbito de recaudación de fondos y voluntariado para la construcción de viviendas.

“Sentimos que es necesario reforzar el voluntariado en nuestros estudiantes, ellos tienen que saber la realidad que viven muchas familias en Cochabamba”, explica Heidi Balderrama, profesora del Colegio Calvert. De esta manera, abrieron las puertas de su institución el día del Año Deportivo para que los estudiantes de la UCB estén presentes informando a los presentes sobre la causa de Hábitat para la Humanidad Bolivia. Asimismo, muchos asistentes contribuyeron con donaciones voluntarias.

Un padre de familia del colegio Calvert, José Bustamante, dio a conocer su punto de vista sobre la campaña. “Creo que nuestra obligación como padres de familia es educar a nuestros hijos para que tengan corazones solidarios. Sería ideal que puedan hacer el voluntariado y abran los ojos hacia situaciones de vida que no conocemos”, dijo.

 

Hábitat para la Humanidad Bolivia (HPHB) participa en el Foro Anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) “Innovación para el Desarrollo Sostenible” en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. En el marco de este,  HPHB armó un stand en Fericon en el que mostraron las experiencias de las oficinas nacionales e internacionales de Hábitat para la Humanidad relacionadas a los dos conceptos clave del evento: innovación  y sostenibilidad. Se contó con videos y paneles para generar un espacio en el que los asistentes participen de manera activa.

 

El equipo de la ONG planteó algo distinto preguntándose cómo ampliar la participación de la sociedad civil en este tipo de eventos. La respuesta fue abrir un espacio en las redes sociales para que todos puedan contribuir con ideas y comentarios acerca de las ciudades innovadoras y sostenibles utilizando los hashtags #CiudadInnovadora y #CiudadSostenible.

 

Muchos comentarios de los usuarios de redes sociales hicieron énfasis en el hecho de que una ciudad sostenible e innovadora respeta su entorno y el medio ambiente. Asimismo, concordaron en que la integración de arte y cultura, como el fomento a la igualdad de oportunidades dentro de la sociedad son imprescindibles para mejorar la vida en las ciudades y generar sostenibilidad en ellas. Por otro lado, se obtuvieron aportes tocando el tema del transporte como pilar vital para el desarrollo ordenado de las ciudades, que permitan un tránsito seguro y acceso a sus equipamientos.

HPHB estuvo presente a través de la Directora Ejecutiva Nacional, Zaida Albino y la Gerente de Programas, Escarlem Rodríguez, quienes asistieron a las distintas actividades que comprende el Foro Anual BID como foros, conversatorios y la feria en la que se proyectaron los aportes de la sociedad civil a través de las redes sociales. Además, explicaron a los asistentes sobre la situación actual de la vivienda en el país. De esta manera, se logró una amplia presencia y participación de la población boliviana.

 

Juan Luis, un niño de 5 años, tuvo la fortaleza de pasar por tres cirugías y la pérdida de vista y movilidad a causa de un tumor cerebral. Hace un año y ocho meses, esa se tornó en su realidad y la de su familia. Después de ser diagnosticado, su madre dejó de vender jugos en el mercado para dedicarse enteramente a la recuperación de su hijo. Así, dos de sus hermanos mayores mantienen el hogar con trabajos ocasionales.

 

La vivienda de Juan Luis tiene dos habitaciones en obra gruesa. En una de ellas duermen él y su m
amá, mientras que en la otra habitan sus cuatro hermanos (24, 17, 12 y 9 años). Cuentan con un baño en condiciones inadecuadas y una cocina al aire libre.

 

Hoy, la realidad de Juan Luis y su familia comienza a volcarse de nuevo, esta vez hacia una mejor condición de vida. La brigada de voluntarios internacionales del programa Global Village de Hábitat para la Humanidad llegó de Canadá a Santa Cruz de la Sierra, para apoyar a la campaña “Te Esperamos en Casa” y comenzar con la refacción del hogar.

Al conocer a Lucía, la madre de Juan Luis, los voluntarios quedaron impactados por el gran ejemplo de fortaleza que ella refleja. “Lucía tiene un corazón enorme e hizo un trabajo maravilloso educando a sus hijos. Ellos nos ayudan de una manera muy sincera,” dice Carmela Vert, una de las voluntarias canadienses, con una sonrisa invadiéndole el rostro.

 

Además, Adriana Vacaflores, Responsable de Voluntariado de Hábitat para la Humanidad Bolivia (HPHB), comenta que los voluntarios se encariñaron mucho con la familia lo que ayuda a que el trabajo en la construcción sea más motivador.

 

“Esta construcción es increíble, es un programa muy diferente para nosotros. Estamos construyendo un hogar para un niño, lo que significa que esto es inmediato y particular, es un trabajo muy satisfactorio. Es agradable poder sostener a un miembro del hogar de esta familia en tus brazos y caminar con ellos”, cuenta el voluntario Steve Boyd.

“Hay que hablar de las ciudades no solo como un espacio físico, sino como el territorio de integración donde se permite a todas las personas vivir adecuadamente”, explica Escarlem Rodríguez, Gerente de Programas de Hábitat para la Humanidad Bolivia (HPHB), en el marco del día mundial de las ciudades.

 

En sólo 100 años, el mundo habrá pasado a tener una gran mayoría de su población en zonas urbanas, con cerca del 80 por ciento de la población mundial viviendo en ciudades al 2050. En América Latina esta cifra alcanzará el 90%. Según estudios realizados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se estima que para el año 2030 Bolivia tendrá una población de 13,2 millones de habitantes, concentrándose un 72,6% en el área urbana y un 27,3% en la zona rural. “La migración de la población a las ciudades causa problemas graves. Se forman más áreas periurbanas que crean círculos de pobreza donde no existe acceso a servicios y no hay oportunidades de infraestructura para salud y educación”, explica Rodríguez.

 

Observando que el problema se volvía cada vez más evidente a nivel mundial, se realizó la Conferencia Hábitat III en la que participaron países miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU). El producto fue la Nueva Agenda Urbana que sirve como hoja de ruta para guiar las acciones hacia un desarrollo urbano sostenible. El documento apoyará para que todas las ciudades sean compactas, conectadas, integradas e incluyentes.

 

A manera de contribuir con el cumplimiento de la Nueva Agenda Urbana en Bolivia, HPHB se encuentra trabajando en temas de políticas públicas y marcos normativos que permitan tener mayores oportunidades en la ciudad y generar mayor acceso a vivienda y a suelo. La gerente de programas afirmó que la ONG cumple el rol de asesor técnico del Viceministerio de Vivienda y Urbanismo para trabajar en una política de alquileres sociales. Además, se participó en la sistematización del proceso de los conversatorios multisectoriales sobre problemática urbana y la regulación del derecho propietario. Estas acciones de incidencia se enmarcan en una visión de mayor alcance que generen mejores condiciones para el fenómeno de metropolización que vivimos y para facilitar el ejercicio del derecho a la ciudad.

 

Por ciudades más justas, sostenibles y accesibles para todas y todos: ¡celebremos el día mundial de las ciudades generando ideas e impulsando soluciones de manera colectiva! Cuéntanos cómo vives tu ciudad, súmate junto a todxs quienes tuiteamos con #DíaMundialDeLasCiudades

Imagina ser desalojado sin razón alguna, no tener acceso a una vivienda por ser mujer y si la tuvieras sería muy pequeña para tu familia, sin servicios básicos y con goteras en el techo. Problemas como estos llevaron a Hábitat para la Humanidad Bolivia (HPHB) en coordinación con ONU Hábitat, Cities Alliance y otros actores globales a desarrollar la Campaña “Suelo Seguro”. Es así que, en el marco del Foro Anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) “Innovación para el Desarrollo Sostenible” que se llevará a cabo el 8 y 9 de noviembre en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, HPHB –representando a Hábitat para la Humanidad Internacional- participará en la Fericon, presentando programas, proyectos y políticas que fomentan diferentes formas de tenencia segura del suelo, la equidad en el acceso a suelo, mejoramiento de barrios y la resiliencia ante desastres y el cambio climático.

 

Una de las iniciativas innovadoras presentadas por HPHB será el proyecto “Mejorando el Acceso a la Tierra Urbana y Derechos de Propiedad de Mujeres y familias excluidas en Bolivia”. Éste se basa en tecnologías e información para el empoderamiento de mujeres y comunidades para la promoción y defensa de sus derechos, además de superar la brecha de información en los mercados del suelo y la vivienda. Para el proyecto se capacitó a Las mujeres líderes a utilizar el celular y el GPS para identificar las características de su zona, sus límites, zonas de riesgo, y posibles problemas técnico-legales que afectan a la regularización. 300 mujeres del distrito 9 de la ciudad de Cochabamba fueron en tenencia segura y metodología MAPA (Mapeo Participativo) para la regularización de su derecho propietario.

 

En el mismo sentido se expondrán los diálogos multi-actorales denominados Laboratorios Acción (LABs). Estos espacios promueven la construcción de redes de múltiples actores para enfrentar a los desafíos locales, a través de procesos basados en conocimiento para la toma de decisiones y acciones sobre políticas y herramientas de suelos. El diseño de los LABs se encuentra constituido por cuatro temas base: innovación, co-creación, acción y evidencia. Siguiendo la línea, se encuentran las plataformas abiertas y colaborativas que buscan, a través de ferias de instrumentos de suelos, comunidades, foros virtuales y webinars, generar alianzas y motivar a tomadores de decisión a diseñar e implementar instrumentos de suelo que puedan desarrollar procesos de cambio y empoderar a los grupos más vulnerables.

 

La importancia de la Reunión Anual de BID – Sociedad Civil

 

Una de las principales fuentes de financiamiento para proyectos económicos, sociales e institucionales en América Latina y el Caribe es el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Además de préstamos, donaciones y garantías de crédito, realiza proyectos de investigación para brindar soluciones innovadoras y sostenibles a los problemas más urgentes de nuestra región.

 

La reunión anual contará con la participación de representantes de la sociedad civil provenientes de 26 países de América Latina y el Caribe. Según fuentes oficiales de BID, el encuentro estará presidido por el Vicepresidente de Países del Grupo BID, Alexandre Meira da Rosa, y contará con la participación del Representante del BID en Bolivia, Alejandro Melandri, y altas autoridades del gobierno de Bolivia. Asimismo, se debatirán temas como la innovación para el crecimiento sostenible, la economía digital, el uso de datos e innovación en las ciudades y los empleos del futuro.

Cada primer lunes de octubre se celebra el Día Mundial del Hábitat. De esta manera, el pasado 2 de octubre se realizó una caravana con carros alegóricos partiendo de la sede de la Organización de

Inquilinos de Cochabamba (OINCO) y llegando a la Plaza Principal 14 de septiembre. Hábitat para la Humanidad Bolivia (HPHB) participó activamente junto a OINCO, Procasha, Prohábitat y personas del comité popular. Al finalizar la caravana, los organizadores fueron a Sacaba para montar una feria informativa sobre el trabajo que se realiza por una vivienda adecuada.

El propósito del Día Mundial del Hábitat es reflexionar sobre el estado de los pueblos y ciudades sobre el derecho básico a una vivienda adecuada. Asimismo,  busca recordar al mundo que todos tienen el poder y la responsabilidad de moldear el futuro tanto de las zonas urbanas como rurales.

Escarlem Rodríguez, Gerente de Programas de HPHB, resalta que se debe asumir la problemática desde un enfoque integral. “La vivienda no son solo cuatro paredes y un techo sino también las oportunidades que una ciudad ofrece y los servicios e infraestructura adecuada”, explica.

Cada año, este día adopta un nuevo tema para promover políticas de desarrollo sostenible que garanticen una vivienda adecuada para todos. El 2017 se decidió por: “Políticas de vivienda: viviendas asequibles.” En términos generales, una vivienda asequible es toda aquella que una persona puede costearse, en función de su situación financiera.

Según datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), al menos la mitad del suelo en las ciudades se utiliza para fines de vivienda, que son una condición esencial de todas las actividades humanas, por lo que las decisiones en desarrollo de vivienda son primordiales para lograr un desarrollo sostenible e inclusivo. La vivienda adecuada es una necesidad humana básica y parte integrante del derecho a un nivel de vida digno para todos.

 

Siguiendo esta línea, la vivienda desempeña un rol fundamental en el desarrollo económico, la generación de empleo, la reducción de la pobreza que se encuentran en las ciudades. Cualquier inversión en vivienda tiene un impacto inmediato en las ciudades y una profunda influencia en la vida de las personas. La asequibilidad en las ciudades es una preocupación universal cada vez mayor que agrava la desigualdad y la exclusión.

“Estoy muy feliz con mi nueva casita”, expresó Valeria Miranda (13 años) con una sonrisa llenando su rostro durante el acto de entrega de viviendas realizadas por la campaña “Te esperamos en casa” de Hábitat para la Humanidad Bolivia (HPHB). En la jornada del 26 de septiembre, también se entregó la vivienda a Franco Meneces (5 años) en la zona Maica Central.

 

La campaña busca mejorar las condiciones de vida de niños con cáncer. A partir del mes de junio, gracias a donaciones de la población, su asistencia a los conciertos y actividades de recaudación y su participación del voluntariado, se trabajó en la adecuación de las viviendas.

 

La entrega a Valeria Miranda contó con la presencia del presidente de la junta directiva de HPHB, Tito Lima, como también del equipo técnico de HPHB y la familia beneficiaria. “No hay nada mejor para un niño que estar en familia, tener un hogar. Eso es a lo que apuntamos, no sólo a brindarles una vivienda adecuada, sino un lugar en el que puedan compartir en familia”, indicó Lima. En esta visita, Valeria mostró, entusiasmada, los trabajos de bisutería que realiza mientras está en el hospital. Posterior a ello, todos los invitados y participantes fueron trasladados a la segunda vivienda.

 

Al arribar al hogar de Franco Meneces, el niño corrió a  recibir a todos alegremente. Para el acto de entrega, la Dra. Beatriz Salas del pabellón oncopediátrico del hospital del niño Manuel Asencio Villarroel se unió a los asistentes. “No me queda más que agradecer a la gente de HPHB, empresas y personas que han hecho esto posible, porque no solo con mis ideas y mi conocimiento puedo ayudar a los niños”, expresó Salas.

 

“¡Me bañé ahí, sale agua caliente!” expresó feliz el pequeño Franco al mostrar la nueva ducha que se construyó en su casa. En uno de los testimonios, la madre de Franco, Nancy, explicó que tenía que esperar la salida del sol para poner el agua a calentar en bateas; sin embargo, ya no es necesario.

 

De esta manera, tanto Valeria como Franco pudieron cortar el listón para entrar a su nueva habitación. En éstas se pueden ver murales realizados por artistas urbanos en conjunto con los niños. Zaida Albino, Directora de HPHB explicó que se deseaba que los niños tengan un lugar donde además de estar saludables, estén felices. Añadió: “Con la ayuda de muralistas muy talentosos, cada uno pudo pintar las paredes de su dormitorio con lo que querían”.

 

Al finalizar  la entrega, se continuará con el proceso de desarrollo comunitario para reforzar los buenos hábitos respecto a temáticas de vivienda y salud, mantenimiento de la vivienda y educación financiera. Estos componentes fueron trabajados en talleres con los padres y madres del oncológico, no obstante, tendrán continuidad y seguimiento en los casos de las familias beneficiarias.

 

Entra a la galería de fotos:

Entrega de viviendas Te esperamos en casa – Cochabamba

Categorías

¿CREES QUE TODOS MERECEMOS UNA VIVIENDA ADECUADA Y SALUDABLE? ¡ACTÚA!